Revelando los secretos de Stonehenge en Inglaterra

Revelando los secretos de Stonehenge en Inglaterra

El monumento megalítico de Stonehenge es uno de los lugares más enigmáticos y fascinantes del mundo. Situado en la llanura de Salisbury en el sur de Inglaterra, este conjunto de piedras se ha atraído la atención de los visitantes y fascinado a los arqueólogos durante más de 4.500 años. Aunque mucho se ha escrito sobre Stonehenge, todavía hay muchos misterios sobre su construcción y para qué se utilizaba. En este artículo, exploraremos las teorías detrás de Stonehenge, su historia y lo que se sabe hasta el momento.

Historia de Stonehenge

El inicio de la construcción de Stonehenge se remonta a alrededor del 3.100 a.C. La primera fase del sitio, denominada Stonehenge I, consistió en un conjunto de postes de madera, pero pronto fueron reemplazados por estructuras de piedra. La segunda y tercera fase, Stonehenge II y III, respectivamente, añadieron más círculos de piedra y trilitos hasta crear la estructura impresionante que aún podemos admirar hoy en día.

La construcción de Stonehenge fue un esfuerzo titánico, ya que se necesitaron cientos de personas trabajando durante décadas para levantar las piedras que pesan hasta 50 toneladas cada una. La mayoría de estas piedras fueron transportadas desde canteras de Gales, a más de 200 kilómetros de distancia. Es difícil imaginar cómo se logró este gran esfuerzo sin la ayuda de maquinaria moderna. Algunas teorías sugieren que los antiguos constructores utilizaron rampas, cuerdas y troncos de árbol como palancas para mover las piedras a su posición final.

El propósito de Stonehenge

A pesar de su antigüedad, aún no se ha resuelto el propósito exacto de Stonehenge. Muchas teorías han sido propuestas, pero ninguna ha sido aceptada de manera universal. La teoría más popular es que Stonehenge fue un lugar de culto religioso que sirvió como un observatorio astronómico para los antiguos sacerdotes. De hecho, los círculos de piedra están orientados a puntos específicos del paisaje y fenómenos astronómicos, como la salida del sol en el solsticio de verano y la puesta del sol en el solsticio de invierno.

Otras teorías sugieren que Stonehenge fue utilizado para la curación y la sanación, como lugar de enterramiento o como lugar de reunión para las tribus locales. Los antiguos británicos creían que las piedras eran sagradas y estaban imbuidas de poder espiritual. Algunos incluso creían que las piedras tenían propiedades curativas y estaban relacionadas con la fertilidad.

Los misterios de Stonehenge

A pesar de los muchos estudios y excavaciones que se han realizado en Stonehenge, todavía hay muchos misterios que rodean al lugar. Una de las preguntas más importantes es cómo los antiguos constructores crearon el monumento con tanta precisión. Las piedras están cortadas de manera uniforme y ajustan perfectamente juntas, a pesar de que fueron talladas sin herramientas de corte de precisión.

También se ha investigado cómo se transportaron las megaestructuras desde Gales hasta Salisbury. No se sabe con certeza cómo se llevó a cabo el traslado de estas piedras, y ninguna de las teorías parece ser completamente convincente. La mayoría de los investigadores creen que se utilizó algún tipo de sistema de poleas en un camino de rodadura, pero no hay pruebas concretas que demuestren esta hipótesis.

¿Por qué se abandonó Stonehenge?

Stonehenge dejó de utilizarse alrededor del 1.500 a.C, pero no se sabe por qué se abandonó este lugar místico. Algunos investigadores sugieren que una sequía prolongada podría haber obligado a la gente a abandonar la zona, mientras que otros creen que el sitio podría haber sido dañado por un terremoto. No se sabe lo que pasó con seguridad, aunque incluso después de que fue desocupado, Stonehenge continuó siendo un lugar sagrado para los británicos y aún recibe visitas de personas de todo el mundo hasta nuestros días.

Conclusión

Stonehenge es uno de los monumentos más misteriosos del mundo, pero todavía hay mucho por descubrir y explorar en estos emblemáticos círculos de piedra. Los antiguos constructores de Stonehenge eran expertos en su oficio, y es difícil imaginar cómo se realizó el esfuerzo monumental para construir este lugar sagrado. Aunque no se sabe con certeza su propósito exacto, hay muchas teorías sobre su utilización como lugar de culto, observatorio astronómico, lugar de sanación y lugar de reunión. Con su fascinante historia y su impresionante artefacto, Stonehenge sigue siendo un lugar mágico y sagrado, y una visita obligada para cualquier amante de la arqueología o de la historia antigua.