monolito.es.

monolito.es.

El arte anglosajón: una joya olvidada del arte medieval

El arte anglosajón: una joya olvidada del arte medieval

Introducción

El arte anglosajón es una joya olvidada del arte medieval. A menudo, la atención se centra en el arte románico y gótico de Europa, sin embargo, el arte anglosajón es una tradición artística única que ha dejado un legado significativo en la historia del arte. En este artículo, exploramos el arte anglosajón, su contexto histórico y cultural, así como su influencia en la cultura popular actual.

Orígenes del arte anglosajón

El arte anglosajón se encuentra en Inglaterra entre los siglos V y XI. Los anglosajones eran un grupo de tribus germánicas que habitaron Gran Bretaña después de la retirada de las tropas romanas. Trajeron con ellos sus propias prácticas culturales y artísticas, pero también se vieron influenciados por las tradiciones y estilos artísticos existentes en las regiones circundantes. Una de las formas de arte más características de los anglosajones es la joyería. Los anglosajones eran hábiles en la técnica de la filigrana, que involucraba la creación de joyas intrincadas a partir de alambre fino. Estas joyas se hacían a menudo con oro, plata y piedras preciosas, y su diseño solía incorporar animales y patrones geométricos. La joyería anglosajona tenía un gran valor simbólico y se usaba para mostrar el estatus y la riqueza.

El libro de Kells

Uno de los ejemplos más famosos del arte anglosajón es el Libro de Kells. Este manuscrito iluminado del siglo IX es considerado una obra maestra del arte celta y una de las reliquias más importantes de Irlanda. Fue creado por monjes cristianos en un monasterio ubicado en la costa este de Irlanda y es conocido por sus elaboradas ilustraciones y caligrafía. Las páginas del libro están llenas de símbolos religiosos y animales fantásticos, y el diseño general se basa en patrones geométricos y espirales.

Cristianismo y arte anglosajón

El cristianismo tuvo un papel importante en el desarrollo del arte anglosajón. La llegada del cristianismo a Inglaterra en el siglo VI trajo consigo un cambio significativo en la cultura y la religión. Los artistas anglosajones comenzaron a crear obras de arte religiosas que reflejaban la nueva fe, y la iglesia se convirtió en un importante mecenas de las artes. Una de las formas más comunes de arte religioso anglosajón es la cruz. Las cruces anglosajonas solían estar hechas de piedra o madera y tenían un carácter escultórico. El diseño de la cruz a menudo incluía patrones geométricos y animales, y estaba decorado con ornamentos y joyas. Las cruces también solían tener inscripciones en latín que eran importantes desde el punto de vista religioso y cultural.

La Iglesia de San Miguel de La Escalada

La iglesia de San Miguel de La Escalada es un excelente ejemplo de arte religioso anglosajón. Está situada en el noroeste de España y fue fundada por monjes cristianos de origen anglosajón en el siglo IX. Su diseño interior y exterior está influenciado por la tradición anglosajona, lo que la convierte en un tesoro único en la historia de la arquitectura espanola.

La influencia del arte anglosajón en la cultura popular

Aunque el arte anglosajón es a menudo pasado por alto en la historia del arte, su influencia se puede ver en una amplia gama de obras de arte y cultura popular. Los diseños anglosajones se pueden encontrar en joyas, objetos de arte y muebles contemporáneos, y su estilo artístico ha sido adoptado por artistas contemporáneos de todo el mundo. El uso del patrón entrelazado, una característica distintiva del diseño anglosajón, se puede ver en la moda, la decoración del hogar y el arte urbano. La influencia del arte anglosajón también se puede ver en productos de animación y videojuegos, como la popular serie de videojuegos Assassin's Creed.

La envidia de los Vikings

El arte anglosajón también influyó en la cultura visual de los vikingos. Después de la conquista normanda de Gran Bretaña en 1066, la cultura vikinga y anglosajona se fusionaron, y los vikingos adoptaron muchos de los elementos estilísticos y técnicos del arte anglosajón. Este encuentro cultural dio lugar a algunos de los objetos más bellos y duraderos de la Edad Media, como el anillo de York.

Conclusión

El arte anglosajón es una parte importante de la historia del arte y ha dejado un legado significativo en la cultura visual contemporánea. Desde la joyería exquisita y las cruces escultóricas hasta la iluminación de manuscritos y la decoración de edificios, el arte anglosajón es una tradición artística rica y variada que merece ser recordada y estudiada. Hasta ahora ha permanecido una joya olvidada del arte medieval que merece ser apreciada y valorada más en la actualidad.